HISTORIA DE SUPERACIÓN DE STEVEN ADAMS

Steven Adams es un jugador de baloncesto que nació en Rotorua, una ciudad situada en la Isla Norte de Nueva Zelanda, un 20 de julio de 1993.

Siendo el menor de 18 hijos que su padre Sid Adams tuvo con cinco mujeres distintas a lo largo de su vida, la estatura del jugador es pura genética de familia, tomando en cuenta que la estatura media de sus hermanos supera los dos metros, mientras que todas sus hermanas miden 1.80 metros de altura.

La historia deportiva de Adams tiene como punto clave la altura que le fue otorgada por genética pero lo demás vino a base de trabajo y esfuerzo constante.

Jordi Cuxart Teres nos indica, que la historia de superación de Steven Adams comienza cuando es abusado por sus hermanos, ante la problemática, el padre es la única persona que lo defiende y logra para la situación cada vez que ocurre, pero esto no dura por mucho tiempo, el padre del deportista murrio por tener cáncer de estómago y desde ese momento, Adams sintió que se quedó completamente solo en el mundo.

Luego de la muerte de su padre la desorientación causó que Adams se destinara a malos pasos, estando a punto de unirse a una banda callejera donde su futuro no sería para nada prometedor, pero uno de los amigos de equipo de uno de sus hermanos, llamado Kenny McFadden, al ver la situación lo ayudó a salir de las malas prácticas, con el incentivo de que le consiguió una beca en Scots College que es un colegio de prestigio de Wellington, cambiando para siempre el destino de este joven.

La vida tiene muchas maneras de obrar, y en este caso,  la vida le arrebató de las manos su padre a Steven Adams pero le devolvió el favor dándole la oportunidad de un gran futuro, muy prometedor si él se esmeraba.

Cuando contaba apenas con 16 años de edad, McFadden que siempre estuvo acompañándolo en todo momento, le consiguió un puesto en el Adidas Nations que es un campus en Los Angeles para jugadores internacionales.

Esa fue la primera vez que en Estados Unidos le vieron jugar, fijándose por primera vez en el talento del pívot de casi 2.10 metros, entre los grandes espectadores se encontraba la universidad de Pittsburgh cuyo entrenador había jugado en Nueva Zelanda años atrás, lo que ocasiono que comenzara para Adams una nueva oportunidad en el área universitaria.

Jordi Cuxart Teres nos da a conocer que dentro de la historia de superación de Steven Adams podemos observar un relato de dolor, trabajo duro y ganas de superación, pues luego de todo su recorrido por los equipos en los cuales debutó, llega la primera temporada de Adams en la NBA donde su experiencia fue de aprendizaje constante.

Ni el mismo se imaginaria que aquel niño que perdió a su padre a temprana edad y que era maltratado por sus hermanos, algún día llegaría a jugar en las grandes ligas del baloncesto, teniendo un puesto en la NBA y siendo famoso en el mundo de los deportes.