El dilema por el uso de la máscara para evitar el virus



El uso de la mascarilla para evitar la propagación del Covid-19 ha generado posiciones encontradas en todo el mundo.

Por un lado, la Organización Mundial de la Salud indica que la deben utilizar las personas enfermas confirmadas y con síntomas. Por el otro, organismos, como el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades, plantea que si se usan máscaras, se puede evitar que las gotas que transportan el virus escapen e infecten a otros.

Choque de posiciones sobre la utilización de las mascarillas

La utilización de la mascarilla contra el Covid-19 es un tema que está en discusión en este momento, debido a que entidades, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), las recomiendan solo para los enfermos.

En cambio, expertos de China abogan por el uso de este instrumento de protección para frenar la pandemia en el mundo.

El subdirector de Planificación y epidemiólogo del Ministerio de Salud, Israel Cedeño, indicó la OMS mantiene la recomendación de que solo las deben utilizar las personas enfermas confirmadas y con síntomas.

Esto, debido a que existe evidencia que indica que las personas no la están utilizando adecuadamente y las manipulan de forma incorrecta. Además, otro problema es que si se usa de manera indiscriminada, escaseará.

No obstante, el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades plantea que el virus se transmite por gotitas que quedan suspendidas en el aire cuando la persona habla, por lo que recomiendar usar una máscara.

Ante las escasez, también la población está optando por máscaras caseras. Sobre la efectividad de varios materiales contra micropartículas de saliva o secreciones, la Universidad de Cambridge ha destacado, entre otros, el paño de cocina, la mezcla de algodón y poliéster y la funda de almohada antimicrobiana.