Pagos a tiempo garantizarían mayor producción de arroz



El primero de mayo se inicia una nueva temporada de siembra de arroz en el país. La faena arranca en la provincia de Chiriquí, le sigue Veraguas y Tonosí, en Los Santos.

Con estas tres provincia entre el 15 de mayo y 1 junio próximo los productores esperan tener sembradas 20 mil hectáreas de arroz, en una primera fase.

Sin embargo, el atraso del Estado en el pago del subsidio de $7.50 por quintal de arroz a los productores podría limitar la cantidad de hectáreas programadas para siembra durante el año agrícola 2020-2021.

En la provincia de Chiriquí, de los $12 millones correspondientes al pago de la compensación del ciclo agrícola pasado, solo se han desembolsado $3 millones. Los $9 millones restantes son recursos que requiere el productor para continuar en la actividad, manifestó Carlos Santanach, secretario ejecutivo de la Nueva Asociación de Productores de Arroz de Chiriquí (Napach).

Algunas entidades bancarias y casas comerciales no quieren abrirnos nuevas líneas de crédito hasta que se salde el financiamiento del ciclo pasado, pero los productores todavía no reciben el pago del Estado, afirmó Santanach.

El quintal de arroz húmedo y sucio se le paga al productor a $24.50 puesto en el molino. En esta relación comercial, los agroindustriales compran al productor el quintal del grano húmedo en cáscara a $17, mientras que el Estado subsidia los $7.50 restantes para que el precio al consumidor, del arroz de primera, se fije en 40 centésimos la libra.

Otro factor que limita el aumento de siembra es la compra de granos básicos cultivados en la temporada seca.

La actividad agrícola en el país se caracteriza por la rotación de cultivos y muchas de las tierras que se utilizarán para la siembra de arroz se ocuparon en el cultivo de maíz, sorgo o frijol. Sin embargo, los productores todavía no han logrado vender su producción, recursos que les permitirían continuar en la actividad, asegura miembros del sector.

En el país existe la disponibilidad de 150 mil quintales de semilla de arroz certificada, según el último inventario del Comité Nacional de Semillas del Ministerio de Desarrollo Agropecuario.