Hoy por hoy | La Prensa Panamá


El Plan Panamá Solidario es uno de los pilares de la respuesta del Estado a la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19. Esta amenaza sanitaria ha expuesto las debilidades de la red de protección social que el país debía tener para atender a los más vulnerables. El legado de gobiernos pasados, que fueron incapaces de realizar un Censo de Población y Vivienda completo, y la carencia de mapas y diagnósticos sociales actualizados, obliga a repartir bonos asistenciales y bolsas de comida, usando como ente distribuidor a los representantes de corregimiento y otras autoridades locales. Lamentablemente, la premura de la necesidad hace urgente la respuesta económica y, por lo tanto, no es posible diseñar un sistema d e reparto impecable. La advertencia del presidente de la República, de que quien se aproveche de estos bienes, o los distribuya inadecuadamente, será despedido y remitido al Ministerio Público, es un importante recordatorio de que aún en tiempos de crisis los ciudadanos debemos ser vigilantes de las formas y usos del gasto público. La falta de virtud en la vida pública, debe ser castigada sin contemplaciones .