PEDRO JOSÉ ROJAS CHIRINOS: «DERECHO DE COBRO»

El derecho de cobro, hace referencia a aquel derecho a recibir un pago por parte de un deudor, siendo este derecho el que se encuentra en manos de un acreedor o prestador de bienes y servicios, en donde el deudor tiene la obligación de asumir ese compromiso de pago que ha contraído previamente.

Pedro José Rojas Chirinos, nos da a entender que por medio del derecho de cobro los individuos y las empresas tienen una garantía legal, oficial y reglada de manera oficial por medio de leyes específicas como la del derecho mercantil.

Ahora bien, es importante saber que mediante dicha herramienta se asegura el derecho a recibir la compensación económica correspondiente a un trabajo anterior o a otro tipo de operación comercial o económica desarrollada.

Por lo que, la importancia del derecho a cobro en operaciones económicas, tiene que ver con que ésta surge a la hora de dar defensa o protección legal a los operadores económicos en múltiples mercados, tomando en cuenta, que los mismos operan en función de riesgos económicos y comprometiendo beneficios futuros, por lo que las entidades o instituciones económicas deben respaldar sus derechos y así incentivar y proteger la actividad económica.

En otro sentido, es importante apreciar también que, un derecho al cobro suele determinarse por ser legal y formalmente traspasado o transferido a un tercero si así lo desea el poseedor del mismo, tomando en cuenta que por lo general, este traspaso suele realizarse mediante la redacción de un contrato que especifique el hecho o transfiriendo el documento de pago contraído en la operación comercial.

Por otro lado, tenemos que desde el punto de vista contable el derecho a cobro se refleja en la cuenta dedicada clientes, efectos comerciales a cobrar, es decir, contablemente está perfectamente definido el tratamiento dado a las relaciones de cobros futuros frente a deudores.

Tendiendo así, que el derecho a cobro es todo aquello que nos permite recibir un pago por parte de un deudor, es decir, hace referencia al establecimiento de un acuerdo entre partes que han decidido crear una relación de préstamo de dinero en la cual se encuentran totalmente conscientes de que quien recibe el dinero debe devolverlo, o mejor dicho, se encuentra en la obligación de devolverlo en el lapso de tiempo que ha sido establecido en el acuerdo.

Es pocas palabras, es la manera de constatar de que no existirá pérdida alguna si se realiza un préstamo, tanto por parte de la entidad bancaria como por parte de alguna persona particular, sea cual sea la condición, el derecho a cobro es lo que certifica que el dinero será devuelto bajo los criterios de la ley a quien realmente pertenece.    

De no existir el derecho a cobro, entonces las condiciones de préstamo tendrían muchos inconvenientes y nadie se arriesgaría a realizar dicha operación, porque no existiría el fundamento que definiera la obligación de devolver dicho dinero, es decir, ni la obligación de quien demandó el préstamo para devolverlo, ni la obligación de quien cedió el préstamo para pedirlo reclamarlo de nuevo.