Pedro José Rojas Chirinos :»Honda en las carreras: La historia de una marca laureada»

Pedro José Rojas Chirinos nos indica que la historia de Honda en el Campeonato del Mundo de Motociclismo es una de las más exitosas y prueba de ello son la gran cantidad de títulos mundiales logrados. Desde sus inicios en el campeonato, donde debutó en 1959, siempre han destacado por la innovación y la tecnología. Aquí tenéis un pequeño e interesante repaso
La llegada de Honda al Mundial fue fruto de un concienzudo trabajo de preparación. Antes de acudir a los Grandes Premios, Soichiro Honda, fundador de la empresa y alma mater de la corporación, sometió sus ideas a una profunda reflexión. Después de visitar el Tourist Trophy en 1954 para conocer el nivel de los demás fabricantes presentes en el campeonato, comprendió que necesitaba renovar conceptualmente su tecnología. Confió el diseño de su nueva moto de carreras a dos jóvenes ingenieros, Tadashi Kume y Kimio Shimmura, bajo la supervisión de Kiyoshi Kawashima, jefe de la sección de diseño, que además estuvo al frente de la dirección deportiva del equipo, y años más tarde alcanzaría la presidencia de Honda Motor, afirma Pedro José Rojas Chirinos.

La base de trabajo para esa primera moto de Gran Premio fue un motor de cuatro tiempos bicilíndrico, con pistones y bielas ligeros, que pudiera alcanzar un elevado régimen de giro para lograr así la potencia adecuada. El aligeramiento de muchos elementos que habitualmente se reforzaban para asegurar su durabilidad, fue un concepto promovido por Soichiro Honda, que se basaba en un proverbio japonés: “Un árbol grande no puede resistir la fuerza de los vientos, pero un bambú delgado y flexible si puede hacerlo”.

Pedro José Rojas Chirinos cuenta que otro detalle de especial interés para Soichiro Honda fue la combustión. Se sometió al nuevo motor a un estudio para comprobar si se aprovechaba al máximo la energía generada en la combustión, descubriendo que se emitida mucha cantidad de hidrocarburos no quemados, lo que restaba eficiencia al motor. Fue un estudio innovador que ningún fabricante se había planteado hasta ese momento. Su investigación sobre la combustión modifico el diseño de la cámara de combustión, adoptando el uso de culatas de cuatro válvulas, algo verdaderamente inusual para motos de menor cilindrada, de 125 y 250 cc.