La modalidad virtual en la UP


Este año, se implementa por primera vez la modalidad virtual para dictar todas las clases dentro de la Universidad de Panamá (UP). Varias universidades privadas en el país tienen una vasta experiencia en dictar estudios de pregrado de manera virtual, lo que significa una brecha abismal en materia de competitividad. Las autoridades de la UP deben observar la nueva metodología, no como una excepción producto de la pandemia, sino como una regla para brindar una oportunidad a las licenciaturas de la institución que cuentan con poca demanda.

Además, se debe mencionar que las autoridades de diversas facultades han permitido una comunicación directa. Esto ha erradicado las malas prácticas llevadas a cabo por las agrupaciones políticas estudiantiles, que en papel de falsos intermediarios, solicitaban favores y sobornaban para matricular materias cuyos prerrequisitos no cumplían, persuadían a profesores para cambiar las calificaciones de sus allegados, buscaban protagonismo a través de la difamación y el chantaje y engañaban a los estudiantes con promesas de ayudarlos con ciertos profesores para que votaran por ellos en las elecciones. Ante la situación actual, han buscado nuevos caminos de protagonismo, aunque esto signifique no poner en practica lo aprendido en las aulas. Recurren al vandalismo, los disturbios, la violencia y el terror para que sean reconocidos, sin presentar un plan concreto para combatir las dificultades que afronta la Universidad de Panamá.

Por último, es importante resaltar la labor de todos aquellos profesores que han dado la milla extra en pro de la educación: estando siempre a tiempo en clases, grabando videos explicativos, promoviendo el debate y demostrando que con voluntad todo se puede.

Es necesario reconocer que la modalidad virtual en la UP ha tenido aciertos y fallos. Ha habido eslabones de la comunidad educativa que han flaqueado en su labor y otros que han levantado con ímpetu el nombre de la casa de estudios. La educación afronta tiempos difíciles, pero con profesores comprometidos, estudiantes centrados en el aprendizaje y autoridades dispuestas a propiciar vías de comunicación, es posible establecer una modalidad virtual digna de admirar. El desarrollo de nuevas técnicas para hacer llegar el conocimiento es invaluable, y de agradecer.

El autor es estudiante de derecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *